Ventajas y desventajas de trabajar como programador en una empresa

trabajar como programador

 

Muchas personas al salir de la universidad empiezan a buscar trabajo en su área y se consideran afortunados al lograrlo. Es cierto que conseguir trabajo en una buena empresa -dentro de tu misma industria y haciendo lo que te agrada- es una fortuna que debe ser celebrada, pero cuando no lo logras no tiene que significar que es algo malo, ni tampoco tiene por qué ser la única meta.

En ocasiones, los profesionales se centran en este objetivo y terminan perdiéndose de cosas geniales que pudieron haber conseguido sin la necesidad de que una gran empresa los estuviera respaldando, pero para eso se necesita tener una mentalidad ganadora. Esa mentalidad no se trata de la competencia o de tener que ganarle a los demás, sino de creerte apto para considerar que puedes alcanzar todos tus objetivos ya sea de una forma u otra.

Cuando se tiene una mentalidad ganadora, los obstáculos buscan superarse en lugar de convertirse en razones para desistir. Por eso, si eres profesional y has estado buscado trabajo en tu área por mucho tiempo y no has logrado conseguir algo con lo que te sientas satisfecho, esto no significa necesariamente algo malo. De hecho, esta situación puede ser algo positivo para ti si sabes aprovecharla y ver el panorama completo en vez de seguirte chocando contra la misma puerta que se mantiene cerrada.

Esto no quiere decir que debas renunciar a tus sueños y metas, al contrario, se trata de abrirte a nuevas posibilidades para que el camino por el que debas transitar para lograrlo no tenga que ser exclusivamente uno solo. Por eso, a continuación, encontrarás algunas ventajas y desventajas de trabajar como un empleado de una empresa siendo un programador profesional, para que puedas considerar un poco más allá de lo que está delante de ti:

Ventaja: la estabilidad que obtienes al trabajar en una empresa es algo que te hará sentir muy cómodo porque sabes que cuentas con un salario que estará ahí llueve truene o relampaguee en las fechas en que te fue prometido.

Desventaja: al trabajar como empleado tienes un techo con respecto a tus ingresos, es decir, cuentas con un salario que si bien puede cubrir tus gastos, siempre será limitado. Cuando te atreves a trabajar como autónomo no tendrás la estabilidad de una corporación que se haga responsable de tus ganancias, pero sí tendrás la oportunidad de multiplicarlas según tus propias estrategias y lo que estés dispuesto a hacer.

Al ejercer tu profesión como freelancer las ganancias las estableces tú mismo y eres el responsable de que sean bajas o de seguir incrementándolas mes a mes sin que haya límite para las mismas.

Ventaja: cuando trabajas como programador en una empresa tienes muchos beneficios apegados a la ley, como por ejemplo prestaciones sociales, seguro de salud y todos esos beneficios extras que suelen otorgar las corporaciones a sus empleados. Como estos elementos vienen incluido en el paquete de la vacante no necesitas preocuparte demasiado por ellos porque los seguirás teniendo si o sí.

Desventaja: con esos beneficios también vienen responsabilidades. Normalmente las empresas hacen que sus programadores empleados firmen documentos de confidencialidad o comprometiéndose a ceder los derechos de sus creaciones, creatividad y trabajo a la empresa. Cuando trabajas como autónomo eres dueño de lo que desarrolles y tienes la oportunidad de elegir si decides desarrollar proyectos para otros con este tipo de cláusulas ya que eres tu mismo quien hace las políticas.

Ventaja: las funciones suelen ser limitadas. Esto hace que tengas un horario de trabajo cuadrado sobre el que puedes planear tus días y todas las otras cosas que quieras hacer en él. El tener un horario de trabajo te da la libertad de elegir y hacer planes en el tiempo libre ya que en teoría entras y sales a una hora específica muchas veces sin tomar en cuenta si el trabajo ha sido terminado o no.

Desventaja: tienes un horario que cumplir, que cercena muchas veces tus libertades. Si te fijas, básicamente lo que es una ventaja también es algo negativo porque cuando trabajas como autónomo eres tú quien elige el horario de trabajo y lo que haces durante esas horas.

Conozco muchas personas en distintas empresas que en algunos momentos tienen grandes cantidades de trabajo que completar, pero la mayoría del tiempo, sus responsabilidades son bastante limitadas, lo que hace que muchas de las horas deban ser desperdiciadas. Los programadores autónomos organizan su tiempo con el objetivo de optimizarlo ya que saben que el mismo es un recurso no renovable que no se pueden dar el lujo de perder.

Ventaja: no necesitas conseguir clientes ni preocuparte por nada más que no sea cumplir tus funciones, lo que te da un estado de comodidad -que por supuesto depende de la empresa-.

Desventaja: te mantienes en una zona de confort que no te permite seguir avanzando y explorando diferentes aspectos de ti. La estabilidad es positiva, pero cuando llega el momento del estancamiento necesitas hacer un cambio porque los retos son necesarios con el fin de desarrollar todo nuestro potencial.

Como puedes ver, el querer acceder a un puesto fijo en una empresa puede ser algo bueno, pero también tiene sus lados que no son precisamente los mejores. La programación es una profesión que tiene mucho potencial y mucha versatilidad si aprendes a explorarla, así que de ahora en adelante en vez de quedarte esperando que te contraten de una empresa, piensa cómo podrías monetizar tus conocimientos por tu propia cuenta, para inspirarte un poco mira este listado de ideas para generar dinero por Internet en Gananci.

Cual es tu situación como programador, estas trabajando por cuenta ajena o de forma autónoma?

Sobre Marc Oliveras 121 Artículos
Técnico en sistemas y redes informáticas, blogger, youtuber & gamer

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.